Penetrar la oscuridad...


Quisiera pronunciar palabras
que atravesaran las barreras
de las distancias impenetrables...
Pronunciar esas frases que la gente espera
y yo no digo, porque no pasan por mi cabeza.

Meterme en las intimidades recónditas,
donde los diálogos no se habían pronunciado.
Abrir los pensamientos ocultos y oscuros,
donde la luz no penetra,
ni el abismo emerge a la superficie deseada.

Tener una conversación serena
con las cadenas interiores que no fueron abiertas,
y llegar ahí donde no llegó nadie,
llamar fácilmente con unos golpes de nudillos,
y una sonrisa ingenua...
ver cómo se entreabren las hojas
de las puertas ignotas,
y gritar de alegría
al ver de tus lágrimas,
desparecer la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario