Verano


Verano

Y se remangó primavera,
y amaneció verano.
Se descalzó las nubes
y extendió grano a grano
arena, caliente y seca.

Con mirada serena
se puso a descoser
preocupaciones sabidas y secretas,
hilvanando paseos,
desanudó cansancios,
y se presentó, verano explícito.

Anudó a las olas... viento sur;
al horizonte, al cielo,
al mar, a tus pupilas...
los llenó de azul.
En las horas de siesta,
deslizó su luz
por rendijas de ventanas, de almas
con cada día verano,
trajo calor,
ganas de fiesta.

Jugando con niños,
hizo castillos, puentes, columpios,
Se enredó en melenas, colas y flequillos,
decoró con pecas,
manos, caras, brazos, piernas
de mujeres, hombres, chiquillos...

Sacó de su baúl,
noches serenas,
de calor sin chaqueta,
o chal de seda.
De tabaco tranquilo,
De humo que no molesta.
Y preparó cada mañana,
un amanecer amarillo.

¿Preocupaciones?

Preocupaciones

¿Pero dónde está el orificio
por donde entraron agoreras,
futureando desgracias o vociferando penas?

¿Dónde se encuentran los cerrojos
que clausuran ventanas,
puertas, sotanos o almenas?

Que no, que no quieras anticipar mañana,
que con hoy basta,
que mañana no pasa,
que el presente te mira a la cara
y adelantarse no conduce a nada.

Vive hoy con intensidad apretada